Campamentos Ánade

Feb 7, 2024 | Campamentos | 0 Comentarios

Unos Campamentos Ánade  para crecer en valores y mejorar, que es , sin duda, la mejor manera de pasar un Campamento divertido. Por eso, vamos a recordarlo con un montón de fotografías. No es fácil olvidar los buenos momentos que pasamos juntos y las dificultades que fuimos capaces de superar porque formamos una piña y unidos es muy difícil fracasar. Imágenes para que podáis enseñárselas a vuestros amigos. Porque compartir el Campamento con amigos y hacer nuevos amigos es lo Campamentos Ánade mejor de lo mejor.

  Campamento hecho para y por sus protagonistas: los acampados.Un año decidimos realizar una construcción y en ella trabajamos todos, chicos y chicas, pequeños y mayores. ¿Te acuerdas? ¡Bueno! Primero miramos pero luego todos desde el más pequeño al más veterano colaboramos para poder hacer esta construcción que hoy nos hace estar más altos y poder ver el Campamento desde otra perspectiva.

La Comida en el Campamento.

Pero, no sólo están los trabajos que nos ayudan a crecer como personas y aprender lo que cuesta aquello que otros hicieron y nosotros hoy disfrutamos. Sino otras muchas cosas que juntos realizamos. Desde la atalaya que realizamos y desde donde nos contemplan Jordi,  Dani y Sergio se puede ver otras muchas cosas que también realizamos.

Por ejemplo y para no olvidar uno de nuestros mejores secretos para disfrutar, pasarlo bien y que nos ayuda a crecer físicamente también. Vamos a recordar los desayunos y las comidas del Campamento.La verdad es que la mirada de estos tres amigos no llega tan lejos como al comedor de la casona. Pero la cocinera María Jesús y la comida era la misma. En esta ocasión habíamos estado en la Piscina y comido en Aragüés del Puerto.

La verdad, que es un día especial en que hacemos turismo y además tenemos la oportunidad de participar en la Eucaristía junto a vecinos y veraneantes del pueblo.

Aprovechamos la ocasión de recordar a María Jesús y Carmen en la magnífica cocina del Campamento y los «pequeños» utensilios que facilitan su trabajo y hacen que sea abundante la comida.

La verdad es que continuaría narrando y presentando a los protagonistas del Campamento pero, como no soy un experto, lo que creo que debo hacer para no cansaros, es prometeros que esta historia continuará en una muy próxima edición. Ahora, os voy a dejar con una tienda de campaña para que todos puedan ver lo bien que descansamos en el Campamento que no todo es comer, trabajar, hacer amigos y por supuesto hacer deporte.

Las Olimpiadas

En el Campamento de Ánade todos los años celebramos Olimpiadas. Son ya más de 60 citas Olímpicas en 1ª y 2ª tanda a lo largo de los 48 años de permanencia en este Valle de Aragüés del Puerto. En ellas participan todos los acampados divididos en equipos en los que competían chicos y chicas de todas las edades en  pequeños y equilibrados equipos.

Todos compiten y aportan lo mejor para que gane el equipo, pero  ello no es óbice, para poder reconocer a los mejores en actuaciones, donde el que triunfa, lo es, de forma individual.

Olimpiadas que dan la oportunidad de practicar la fortaleza, la velocidad, el salto, la habilidad, la resistencia, la destreza, el compañerismo, la lealtad, la superación, de todos los acampados que quieren vivir el ideal Olímpico: «Citius, altius, fortius», más rápido, más alto,más fuerte, lo supone la victoria sobre uno mismo. Pero, no solo en los juegos olímpicos clásicos sino, en los más modernos,fútbol, balonmano, baloncesto, voleibol, bádminton…, Juegos de agua, carreras de sacos… y, añadiendo ese espíritu la creatividad, la superación intelectual, la belleza, que añaden las artes: pintura y dibujo, poesía, narrativa, teatro, fotografía, música, cine;  y los juegos como el pin-pon, futbolín, ajedrez, damas… Ello además de completar la formación física y artística consiguen equilibrar las distintas edades y características e intelectuales de los equipos participantes.

Se juega en el Campamento,  al tiempo que se crea en las veladas, donde surgen los mejores intérprete de chistes, monólogos, escenas, narraciones y canciones y se fomenta la  autoestima y el afán de divertir a compañeros y monitores.

El Campamento.

Estamos en la montaña pero, no en cualquier montaña sino en el Pirineo aragonés. En un precioso valle, en Aragüés del Puerto y Jasa. En un paraje único «La Resiega». Viviendo en unas magnificas tiendas de campaña, acondicionadas con sus tarimas de madera y los colchones de goma-espuma, protegidos de la humedad y con los pequeños estantes de plástico para poder mantener en orden las cosas dentro de las tiendas.

Las instalaciones fijas: cocina, almacén de comida, comedor, sala de estar y juegos, duchas de agua caliente y lavabos, «el Jardincillo» con sus pequeños e higiénicos cuartos de baño,almacenes de material, salas de reuniones por grupos, Capilla, y las carpas blancas que nos protegen del calor y la lluvia… Todo ello en una pradera magnifica y un pequeño pinar que  cobijan las tiendas de campaña del calor del sol.

Las Excursiones

Pero, todas esas instalaciones que nos dan seguridad y nos permiten jugar y disfrutar también de las fantásticas pozas del rio Osia que nos rodea por el este del Campamento sirve de punto de partida de las diferentes excursiones programadas según su dificultad para los diferentes grupos de edades. Las praderas de Lizara, el circo de Bernera, Peña Mediodía, el valle de los Sarrios, el Ibón de Estanés, el Cucuruzuelo, el paseo a las piscinas de Aragüés del Puerto, nos ofrecen diferentes oportunidades a elegir para pasar el día fuera del Campamento. Las marchas de rastros, el realizar un vivak, la Pista Rambo… No terminaríamos nunca de relatar las posibilidades que nos ofrece el Campamento de Ánade. Como es lógico nunca terminamos de realizar las actividades posibles y solo llevamos a cabo las programadas en función de los acampados y del tiempo.

Crecimiento en valores en el Campamento de Ánade

Porque el Campamento no solo sirve solo para pasarlo bien y divertirse sino, que y, precisamente por ello, resulta mucho mas divertido. Ya que lo que se busca es, que todos los que asistimos a él, volvamos habiendo crecido en valores, seamos mejores y ello, sin duda, acrecienta nuestra autoestima y facilita la verdadera felicidad. Todas las actividades reseñadas en los artículos anteriores van encaminadas a que crezcamos en valores pero, nuestra inteligencia tiene que conocer el qué y como conseguimos mejorar.

  Para ello, están las charlas, breves pero sustanciosas, donde hablamos todos de los valores. En primer lugar de las cuatro vidas: física, de la inteligencia, de los sentimientos, emociones y la voluntad, y de las ideas y creencias. Estas cuatro facetas de la vida humana hemos de conocerlas y ello, nos ayuda a conocernos y, entonces, sabedores de nuestras fortalezas y debilidades, poder entender el por qué y para qué de tantas cosas, que realizamos durante el año y en el campamento, que nos ayudan a mejorar, a decidir y elegir mejor, a esforzarnos, a crecer en definitiva.

Son breves charlas-tertulia en las que podemos participar todos, y que nos ayudan a pensar. Siempre unidos siempre alegres. (suele ser la 1ª).Aprovecha el tempo.(Carpe Diem). La amistad es el hilo de oro de la vida. Ser integro es ser sinceroEl orden es la clave del éxito. Obedecer es fiarse.(estas tres forman la trilogía fundamental de una buena educación) Por las dificultades hasta las estrellas. (normalmente antes de una marcha).

El fin de la libertad es el amorEl amor es la fuente de la felicidad. (aclarando conceptos). El trabajo forja al hombre. La fortaleza es la virtud de la juventudPerseverar es triunfar. (tres patas para un trípode) El pudor es el guardián de nuestra intimidad. (Ojo al parche) El optimismo es la virtud de los triunfadores. Ser comprensivos, ser solidarios, ser amigos.

Bueno hemos expuesto las charlas sobre valores pero también hay música: aprender y cantar juntos o de forma individual que de todo hay. Tocar la guitarra, el acordeón, el teclado, el violín, la flauta, la batería… En el Campamento de Ánade la música siempre ha sido una actividad muy importante y deseamos siga siéndolo.Pero, también hay otras actividades que desarrollan valores cono el dibujo y la pintura, los guiones teatrales para las veladas, la composición de letras para cantar etc..

El ajedrez y otros juegos de mesa que hacen pensar y buscar estrategias para lograr los objetivos que se pretenden tambien son, por ayudar a mejorar la concentración y el pensamiento, juegos educativos que encuentran sus oportunidades con el calor del mediodía o la lluvia.

Pero, estamos en plena naturaleza y, hemos de aprender de ella toda la riqueza que guarda su enorme variedad, y el valor incalculable que tiene. Por eso, también se habla a los chavales, paseando con ellos, de los diferentes árboles y plantas que crecen en el entorno del campamento y así, aprenden a distinguirlos y a  apreciar sus cualidades y posibilidades en caso de necesidad o utilidad. Convertir el aprendizaje en un juego es estimular las ganas de saber de los chicos y chicas que participan en plena naturaleza en nuestro Campamento.

La noche ofrece la oportunidad de disfrutar de la vista del cielo y de acercar los cráteres de la luna hasta nosotros, los planetas. Las estrellas, la via láctea, las constelaciones y su historia y utilidad actual.

Sembrar inquietudes, iniciar la curiosidad por conocer mejor nuestro mundo cercano y, empezar a interesarnos por conocer la grandiosidad del universo, que se hace fácil en la montaña y, casi imposible en la gran ciudad.

Concluimos nuestro relato con dos fotografías que ilustran la vida de las creencias, con total respeto por  las de aquellos que no las comparten con nosotros. La imagen de NuestraSeñora del Tejo y de las Nieves, que nos guarda durante día y noche en el Campamento. Y la fotografía de un sacerdote, el del P. Alfonso, celebrando la Santa Misa.

En día cualquiera, los acampados participan de la Santa Misa,  gracias a que el Sacerdote se acerca para que podamos asistir todos a la celebración Eucarística. Los sábados, si no podemos contar con sacerdote, vamos al pueblo y, después de disfrutar de la piscina asistimos a Misa con los vecinos Y veraneantes de Aragüés del Puerto.

Relacionados:
Vuelve la tradicional Romería del 1 de Mayo a las Instalaciones del Campamento Ánade

Vuelve la tradicional Romería del 1 de Mayo a las Instalaciones del Campamento Ánade

» 31 de abril de 1.977, cuatro de la tarde, un autocar con chicos y chicas mayores del Centro Cultural Ánade emprende viaje a Aragüés del Puerto. Dirigen la expedición María Jesús Duato y Miguel Ángel Albás directores de Ánade femenino y masculino, les acompaña Fernando Abecia encargado de Gansos y Trini, «Tía y los hijos de Arturo:Rosita y Ramón, así como Puri Alonso. Llevan consigo una imagen de la Virgen, de madera, y el objetivo del viaje es la bendición y entronización de Nuestra Señora del Tejo en la Ermita del Campamento de Ánade».

Ir al contenido